HISTORIAS QUE CUENTA EL VIENTO

 Este libro recorre, a través de leyendas, mitos y cuentos populares, todos los rincones de la República Argentina. Narra historias de pueblos ancestrales y de regiones alejadas de las grandes ciudades, en las cuales se pueden descubrir sus costumbres y creencias pasadas de boca en boca, de boca a oídos y de oídos a letras escritas. A través de los relatos se conocerán cómo eran los bravos guerreros calchaquíes y los nobles caciques mocovíes que cuidaban a sus pueblos hasta con sus vidas. Además, se recorrerán leyendas llenas de magia y colorido, con sirenas encantadoras y pájaros que buscan colores en el arco iris. Pero también, historias con personajes astutos que, con picardía, son capaces de engañar al mismísimo diablo. Lo inevitable después de haber leído Historias que cuenta el viento es quedarse pensando en estos cuentos que nacieron hace tanto y allá lejos, y sin embargo parecen trascender todos los tiempos. Y de paso, volver a contar alguno en las noches de campamentos o reunión de amigos en casa para que regresen, de esta manera, de la letra escrita a los oídos.

Liliana Cinetto nació en el barrio de Boedo, en la Ciudad de Buenos Aires, en una casa con una inmensa biblioteca. Es, además de escritora, profesora de enseñanza primaria, profesora de Letras y narradora oral. Como docente, ejerció en escuelas primarias de la ciudad de Buenos Aires y dictó cursos y talleres de capacitación en Argentina, Brasil y España. Como autora, publicó muchos libros para chicos, entre ellos Cuidado con el perro, Las aventuras de Meliponio: el extraterrestre que quería leer y escribir y Un detective suelto en el colegio. También publicó cuentos y poesías en antologías editadas en Argentina, Chile, Bolivia, Puerto Rico, EE.UU. y España y fue traducida al portugués y al italiano. Como narradora, cuenta cuentos desde 1990 y grabó el CD Cuentos para dormir el miedo. Recibió importantes premios nacionales e internacionales por su obra, como el Primer Premio en el “Concurso Alfonso Grosso” (Sevilla, España) otorgado por su primer libro para adultos. La “Fundación Reconocimiento a una actitud en la vida” —inspirada en la trayectoria de Alicia Moreau de Justo—, le concedió el premio Alicia ‘97 por su tarea como narradora. En alguna entrevista que le hicieron sus lectores (porque también va a las escuelas a charlar con los chicos), contó que empezó a escribir poesías en tercer grado y que aún conserva esos papelitos.

Viviana Brass nació en Buenos Aires y durante su infancia vivió en Ciudad Jardín. Sus días trascurrieron llenos de arte, porque sus papás crearon un centro cultural. Y, a partir de eso, dice tener dos grandes pasiones: la pintura y el canto. Trabajó como docente, entre muchas otras ocupaciones, hasta que asistió al curso de ilustración infantil con José Sanabria en la Escuela Sótano Blanco, y luego al Instituto Universitario Nacional de Artes (IUNA), y se dedicó a ilustrar para importantes editoriales y para el Ministerio de Educación de la Nación

Relacionados