El hombre que camina las calles – Miguel Vallejo-Mar del Plata

En el caso de este libro de Miguel Vallejo, lo primero que tenemos es una voz muy personal, muy afiatada, un yo lírico que establece desde el poema inicial su forma y su intencionalidad. Hay un fraseo característico que atraviesa todo el poemario como un hilo conductor. No es una voz forzada, antinatural, sino aquella en la que se advierte un genuino encuentro con un tono y un modo de percibir el mundo. Para Carlos Bousoño en su “Teoria de la expresión poética”,la poesía es el delicado equilibrio entre una idea, una imagen y un sentimiento y aquí se cumple en todos los versos que tenemos la dicha de leer y releer, en una evidente degustación lírica. El dolor, lugar común de toda la poesía que siempre es hija de la infelicidad y el abandono, aparece piadosamente enmascarado a través de figuras retóricas inteligibles y a la vez, de incuestionable belleza. Miguel Vallejo nos hace partícipe de una interioridad inmensamente habitada como si el universo no estuviera fuera de él sino que se iniciara en los umbrales de su alma. Y ese es el mayo regocijo del poeta: saberse dueño de las claves del mundo y de las señales más recónditas de la vida y también de la muerte.


Miguel Vallejo nació en San Miguel de Tucumán. Pasó gran parte de su vida en Córdoba, pero reside actualmente en Mar del Plata.
Tiene publicaciones compartidas con otros autores. Algunos de sus trabajos han obtenido menciones especiales, como así también primer Premio Poesía de la SADE (Córdoba). Formó parte del prestigioso grupo “El Caldero de los Cuenteros” de la capital cordobesa, participando en las ediciones de sus antologías.
En 2017 publicó su primer libro titulado “EL HOMBRE QUE CAMINA LAS CALLES”, con prólogo de Orlando Van Bredam. Ha musicalizado desde siempre sus poemas. Sin embargo, algunos de sus escritos literarios fueron musicalizados por notables compositores de Formosa, Córdoba, CABA, Mar del Plata, Resistencia y Cuba. El material editado en 2019 lleva por nombre “DAR MI CANCION”, incluye además una semblanza dedicada por María Teresa Andruetto.

 

Relacionados